REFLEXIONES

Publicado: 4 julio, 2013 en Reflexiones
Etiquetas:, , , ,

Ideas esquivas que te visitan de noche o cuando estás en el baño, sin pararse a pensar si es un buen momento para ti. Ideas que, cuando más las necesitas, se esconden en los oscuros recovecos de tu mente y no se dignan a aparecer. Pensamientos duros con los escritos propios, autocrítica y autoflagelación sin premiar el esfuerzo ni la dedicación demostrados. No hay peor valoración que la que uno mismo hace sobre su obra, viendo tópicos y clichés por doquier, leyendo una prosa mediocre y constatando una abrumadora falta de vocabulario.

Enemigos para toda la vida. El folio en blanco, burlón y confiado en tu falta de voluntad, esperando siempre a que te rindas y des media vuelta. La pereza, fiel compañera que, como el amigo aguafiestas, lo único que busca es volver a casa y echarse a dormir. Depresiones y bajones emocionales, la excusa perfecta para dejarse llevar y dejar la escritura para un mañana que nunca llegará.

Amigos que vienen y van, menos constantes que los enemigos, pero infinitamente superiores. Comentarios de aliento que te animan a mejorar y que te hacen pensar que igual no eres tan lamentable como pensabas. Ese contador de visitas que actualizas cada cinco minutos y en el que cada nuevo visitante te ilusiona y te hace querer seguir escribiendo. La sensación de haber cumplido con tu deber cuando te vas a dormir habiendo escrito la tarea diaria, la paz que te embarga al cerrar los ojos convencido de que eres mejor que hace dos meses.

La escritura es cruel y no duda en pisotear tus sueños y escupir sobre sus restos, pero, si perseveras, te tiende la mano y te ayuda a levantarte, a quitarte el polvo y a volver a enfrentarte a ti mismo. Es, como todas las pasiones, capaz de sacar lo mejor y lo peor de uno. A mí me ayuda a conocerme y, página tras página, voy descubriendo cosas que no sabía que tenía dentro. Hoy es una noche en la que los enemigos del escritor son más fuertes de lo habitual, escribir esta reflexión es mi contraataque, mi intento por desterrar cualquier pensamiento negativo y todas las tentativas de rendición. Escribir esto es darme una palmada en la espalda y ayudarme a recuperar el equilibrio. Escribir, a fin de cuentas, es seguir viviendo.

Anuncios
comentarios
  1. La escritura es nuestra “forma de sobrevivir”, pero es curioso que, como ya hemos comentado, sea también capaz de destruirnos. Por nuestras venas fluyen letras, con todo lo que ello conlleva.
    Supongo que nosotros hemos elegido este camino y que, a pesar de todo, seguimos adelante, porque escribir es y será parte de nosotros mismos.

    Un saludo 🙂

    Laura Robue.

  2. Perfecta disección de las fases por las que pasa el bloguero. Yo por suerte he vencido el miedo al folio en blanco y a parir un cagarro. Soy un escribidor, lo llevo en el alma, en la sangre.

    • benymen dice:

      Aún me queda, me temo, para vencer ese miedo y que sea sólo un mal recuerdo. Aquí se nota la veteranía y las páginas escritas, Sastrecillo 😉

  3. celembor dice:

    jejeje, me siento identificado en muchas de las cosas que comentas. El folio en blanco ya no me pasa, aunque sí cierta desmotivación o falta de inspiración.
    Por suerte la escritura solo me aporta cosas positivas, ya que no tengo ninguna obligación de hacerlo y hacer cosas que no me sientan bien, pues va a ser que no.

    Un saludo.

  4. Al comenzar su vuelo, lanzado sobre el acantilado sin otras armas que su ilusión y sus pequeñas alas, sintió que todos los huesos le crujían y, por un instante, supo con esa extraña certeza que nos anticipa el final, que acabaría estrellado contra las rocas lamidas por las olas. Pero bastó un pequeño soplo para inflar sus plumas, varió su rumbo y comenzó a elevarse. Hoy, mecido por el viento frente al sol de poniente, no sabe qué magia lo sostiene, dónde acaban sus alas y dónde empieza el suspiro de sus sueños. Simplemente, es.

    • benymen dice:

      Muy bonito. Me hace pensar en que la ilusión siempre tiene que ser el motor que mueva nuestra vida, sin importar los peligros y fracasos que asomen en el horizonte.

Participa y comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s